domingo, 28 de junio de 2015

ESCÁRCEGA COMO CIUDAD

ESCÁRCEGA COMO CIUDAD


Son los habitantes de la ciudad de Escárcega, las familias honradas y trabajadoras quienes ante la grave y peligrosa situación en que viven diariamente, los que reclaman y exigen de manera constante la intervención de las autoridades policiacas del ramo federal para, sino erradicar cuando menos controlar le terrible problemática que perjudica niños, jóvenes, adultos y adultos mayores, pues la cruda realidad rebasa los límites de la prudencia y mucha gente ofendida piensan hacer justicia por mano propia, ya que es inaceptable que los elementos de la PGR simple y sencillamente ignoren lo que el pueblo sabe y conoce a fondo, ya es hora de meter en cintura a todas las lacras sociales que mantienen en jaque a la sociedad escarceguense, población que por su ubicación geográfica queda expuesta a todo tipo de delincuentes llegados de distintas partes del país y quienes al parecer han superado a los cuerpos policiacos estatales y municipales, mientras que cientos de vecinos tanto del centro como de las colonias populares viven en permanente zozobra y temor por sus seres queridos.

Según los comentarios de las mismas gentes, hoy en día es insostenible la terrible situación que se da en torno al narcomenudeo, comercio ilícito que se lleva a cabo de manera demasiado descarada, ya que la venta de enervantes se realiza por toda la ciudad, no solamente en las casas conocidas como picaderos, sino en changarros o tienditas de la esquina, centros nocturnos de la afueras citadinas, loncherías y cocinas económicas, venteros ambulantes de todo tipo de antojitos o aguas frescas y paletas de hielo, pero lo peor de todo es que hay sitios distribuidores ubicados en las cercanías de escuelas primarias, secundarias, preparatorias y de nivel superior, los envenenadores públicos actúan con total libertad, sin que nadie les diga nada o actúe en contra de esos delincuentes, hay un total descontrol en este perjudicial comercio.

Ya muchas familias señalan que Escárcega se ha convertido en el paraíso del narcomenudeo ya que es tan fácil conseguir un caramelo como una grapa de cocaína por lo que gran cantidad de menores de edad han caído en las garras de la drogadicción, ante lo cual muchos padres de familias enloquecidos a ver a sus vástagos hundidos en el submundo de las drogas, tratan de ayudarlos para inducirlos a la rehabilitación, solo que se dan cuenta de una triste realidad, hasta donde están enviciados los niños o jóvenes y lo costoso que resultan los tratamientos, pero sobre todo que los narcomenudistas jamás dejan a sus presas en paz, y como pueden moverse con toda libertad los acosan directamente incluso llegan al grado de amenazar a sus familiares.

Otras cabezas de familias manifiestan de forma patética su impotencia para proteger a sus hijos, ya que aseguran que ante la grave situación económica que se vive en la actualidad, pues los salarios mínimos están totalmente pulverizados por los elevados costos de los productos alimenticios, obligando a tener que trabajar a los padres y madres intensas jornadas por lo que sus vástagos se quedan solos por muchos horas a merced de los desaprensivos sujetos que sin escrúpulos los envenenan con los enervantes que al principio les regalan pero que después ya convertidos en adictos los inducen a vender drogas en bares y cantinas, terminales de autobuses, alrededores de las estaciones gasolineras y otros puntos citadinos tanto de día como de noche, no respetan edades ni sexo para ellos es lo mismo niñas o niños, como se comenta por toda la ciudad ya es una situación insostenible ya que es demasiado cuestionable el trabajo de investigación de las dependencias policiacas federales y la forma que en que se comportan los envenenadores públicos que seguramente se sienten protegidos para actuar con toda libertad.

Desgraciadamente no solamente se trata de la grave proliferación de la drogadicción que asola a esta ciudad, que afecta a niños y jóvenes, sino que a partir de esta se desencadena una serie de delitos de todo tipo, ya que ante la necesidad de consumir enervantes empiezan robando en sus mismos hogares, incluso agrediendo a sus padres y demás familiares para de ahí salir a las calles asaltando a transeúntes desprevenidos o provocando la ola de robos en casas habitación, atentando contra de la vida de otros seres humanos, pues perdidos en el submundo de las drogas no entienden razones, actos vandálicos que al parecer ya han rebasado a las autoridades policiacas, ya que aun cuando en muchas ocasiones se presentan a denunciar ante las dependencias correspondientes no les dan el seguimiento sea por falta de tiempo o por temor a las represalias, ya que los pandilleros no amenazan en vano, se sabe de muchas agresiones por venganza por haber acudido ante las agencias ministeriales.

Tanto los asaltos en despoblados como en plenas calles y avenidas de la zona centro como en colonias populares, robos a casas habitación se presentan diariamente tanto de día como de noche, el peligro está latente, la ciudadanía sabe que se encuentra expuesta a cualquier atentado y vive atemorizada, exigiendo un combate frontal con operativos dirigidos en contra de los vende drogas, reconocen el esfuerzo de las autoridades municipales y estatales por tratar de ofrecer la mayor tranquilidad posible a los escarceguenses, pero sin duda alguna son de pocos resultados las medidas de vigilancia que se llevan a cabo, se requiere de acciones interinstitucionales con la participación abierta y directa de los elementos de la PGR, Armada de México y Ejército Mexicano, llevar a cabo una barrida a fondo en los sitios que se sabe a ciencia cierta sirven de picaderos y centros distribuidores de drogas, que las instancias federales cumplan con la responsabilidad que les corresponde y con el compromiso del Presidente Enrique Peña Nieto de dar paz y tranquilidad a las familias en general, que se vele por los intereses del pueblo y no de unos cuantos vivales que solamente llegaron a Escárcega a delinquir con todo descaro.

Los habitantes de Escárcega son seres trabajadores, tranquilos y pacíficos por naturaleza pero sobre todo pensantes, quizás no todos tienen estudios de secundaria o medio superior, pero tienen la suficiente capacidad intelectual para analizar la situación que se está viviendo y que al parecer se salió de control, cuestionándose constantemente, l ¿Por qué?, las autoridades federales no realizan su trabajo y aprehenden a los envenenadores públicos que pululan por toda la ciudad y varias comunidades rurales hasta donde llegan a cometer sus ilícitos. ¿Qué se esconde detrás de las bandas de delincuentes?, Sabrán las autoridades superiores de la PGR la situación que prevalece en Escárcega?, Por qué cuando se detiene a algún involucrado en el narcomenudeo no se da el seguimiento a las líneas de investigación?, son muchas las preguntas que la ciudadanía se hacen constantemente y en voz baja ya que es altamente peligroso externa abiertamente lo que se piensa, sobre todo tomando en cuenta que los delincuentes más tardan en ser detenidos que regresar a las calles para seguir atentando contra las familias.

Desgraciadamente esa no es la única lacra que perjudica a los escarceguenses, pues el narcomenudeo es la más dañina, pero no se puede dejar de señalar lo denigrante que ofrecen los espectáculos de la prostitución, mujeres de la vida galante que deambulan ofreciendo sus servicios en plenas calles citadinas, destacando de manera demasiado notoria en bares y cantinas, en donde ya en completo estado de ebriedad provocan peleas entre ellas mismas o con los parroquianos, que terminan en hechos de sangre la mayoría de las veces, pleitos que casi siempre terminan en plena calle ante la mirada morbosa de los adultos y atónita de los menores de edad que se espantan a ver a los heridos, la proliferación de estas damiselas, indudablemente se encuentra fuera de control pues cada día que pasa es mayor el número que entra a este negocio considerado como el más antiguo del mundo.

Ciertamente como dijera Vicente Fox, la situación económica que sufre Juan Pueblo obliga a apretarse demasiado el cinturón para aguantar el hambre, pero también es del conocimiento general qué ninguna madre de familia deja morir a sus hijos, prefiere prostituirse sin importar las habladurías de la gente ni las consecuencias que trae consigo, otra gran verdad que sirve para satisfacer las fauces de este gran monstro llamado prostitución, es la migración de cientos de familias que abandonan sus lugares de origen en el medio rural, malvendiendo sus propiedades para caer en el espejismo de la ciudad, pensando en encontrar mejores condiciones de vida, cuando solamente consiguen engrosar las estadísticas de desempleados, ya que no cuentan con la suficiente preparación académica-laboral, para encontrar trabajo y se emplean de lo que caiga, de tal forma que las parejas caen en el alcoholismo y por ende en la violencia intrafamiliar, hasta la desintegración total.

Pagan como siempre los platos rotos, los hijos de todas las edades, pues los más pequeños dejan de estudiar pues buscan que comer o acuden a la escuela, los jóvenes definitivamente deslumbrados por el cambio de vida empiezan fumando, consumiendo alcohol hasta llegar a las adicciones mayores, y así poco a poco llegan a ser presas fácil de los envenenadores públicos y carne de presidio, mientras que las niñas y jovencitas en poco tiempo también emprenden el camino de la vida fácil y en poco tiempo terminan embarazadas sin saber quién es el padre de la criatura, y aunque siempre saben surge de inmediato la irresponsabilidad de machos desaprensivos que las dejan al garete y así empieza la cadena de fracasos hasta llegar a la vejez prematura en la pobreza extrema y llena de hijos de diferentes hombres, amargadas y sin futuro.

Y es con esta antigua actividad del comercio de las caricias en donde se empieza a manifestar el gran problema de salud llamado Síndrome de Inmuno Deficiencia Adquirida, enfermedad de la cual se dice que existe una larga lista de gente infectada, pues las mujeres acuden a los sitios en donde pernoctan los traileros y con el mínimo descuido desgracian su vida para siempre, es por ello que las autoridades sanitarias del Estado deben hacer algo al respecto, aplicar operativos en materia de salud para llevar a cabo una revisión exhaustiva y saber a ciencia cierta las verdaderas dimensiones del SIDA entre la población escarceguense, pues hasta donde se sabe a pesar del hermetismo con que se manejan estos casos ya varias personas han fallecido por causas de este virus, las autoridades de salud tratan de evitar noticias amarillistas para proteger a las familias de los difuntos, pero eso no soluciona el problema al contrario ocultar las cifras reales provoca ignorancia en la ciudadanía, sobre todo entre la juventud que con las hormonas alborotadas realizan actos sexuales sin la debida protección.

Pero eso no es todo, aclarando que no se trata de caer en homofobia ni nada parecido, pero es necesario mencionar la enorme proliferación de homosexuales, travestís y transexuales que con sus mini vestimentas se pasean desde casi al oscurecer hasta al amanecer, presentando un espectáculo bastante grotesco en los alrededores del obelisco en la entrada y salida principal de la ciudad rumbos a Villahermosa Tabasco, así como en los patios de maniobras de las gasolineras ubicadas a lo largo de la carretera federal que comunican a los estado de Quintana Roo, Tabasco y la capital del estado de Campeche, ofreciendo sus servicios sexuales a los choferes de automóviles, camionetas o camioneros, a cambio de dinero.

La verdadera realidad de las enfermedades venéreas y el SIDA solamente las conocen los funcionarios del sector salud, el pueblo ignora el grave peligro que existe en torno a esta crítica situación, por lo que es urgente se haga algo al respecto, hablar claro y de frente a los escarceguenses con la finalidad de que se prevengan antes de sufrir las fatales consecuencias que significan al salir infectados.

Pero no todo es malo en esta ciudad también llamada la entrada al mundo maya, ya que se convierte en paso obligado para los viajeros de todo tipo, por lo que es inusitado el movimiento vehicular a todas horas de día y noche, lo que sin duda alguna representa una derrama económica y que sin duda alguna compite con Ciudad del Carmen, es claro que tanto el comercio formal e informal salen beneficiados al vender sus productos al por mayor, sobre todo en los periodos vacacionales, creándose de esta forma una bonanza única en el estado, aunque desgraciadamente no todo lo que brilla es oro pues existe otro sector de la población que se desenvuelve como albañiles, carpinteros, herreros, plomeros, electricistas, pintores, panaderos entre los oficios más populares que por temporadas sufren demasiado la falta de trabajo ya que la crisis les pega directamente, mientras que los carniceros y venteros de verduras y hortalizas la gente tiene que acudir a sus negocios aunque también sus ventas se derrumban por las bajas ventas, ya que el salario mínimo apenas alcanza lo indispensable para medio comer.

Lo cierto es que un muy elevado porcentaje de los ciudadanos tanto nativos como avecindados se quejan de la grave situación económica que se genera con los raquíticos salarios mínimos, lo que aunado a los incrementos mensuales de los combustibles por parte del gobierno federal se genera una brutal escalada de precios en los productos alimenticios de la canasta básica, por lo que muchas familias de escasos recursos económicos sufren problemas de desnutrición, parasitosis, anemia, paludismo tanto en niños, mujeres embarazadas y adultos mayores, por lo que es también las dependencias del sector salud quienes deben aplicar sus programas a fondo.

Pero no todo son malas noticias ya que en materia de desarrollo urbano se tiene que reconocer el esfuerzo que realiza el Ayuntamiento de Escárcega que encabeza Fernando Manuel Caballero Buenfil, quien como presidente municipal ha tenido que enfrentar los altibajos presupuestales que sin duda alguna impiden cumplir con mayor eficacia al pueblo, y aquí es cuando se tiene que reconocer la optimización de los recursos para atender las demandas prioritarias de la ciudadanía, en agua potable, alumbrado público y bacheo y pavimentación de calles, reas deportivas y de esparcimiento familiar; aunque también se tiene que enfrentar a las actos vandálicos de las bandas delictivas.

Es notorio que la ciudad de Escárcega sufre una transformación en su imagen citadina en todos los aspectos ya que también se cuenta con el apoyo del gobierno del estado a cargo de Fernando Eutimio Ortega Bernés quien preocupado por los problemas de seguridad pública se construyó oficinas adecuadas para la SSPyPC y la subprocuraduría general de justicia, la avenida de entrada proveniente de Campeche y Tabasco, centros y canchas deportivas de alto rendimiento, apoyos directos al campo y para las actividades en general del sector agropecuario en donde se ya se obtienen resultados altamente positivos.

EXISTE LO BUENO Y LO MALO, SOLO ES CUESTION DE APROVECHAR LO PRIMERO Y ERRADICAR LO SEGUNDO CON TRABAJO CONJUNTO ENTRE LOS TRES NIVELES DE GOBIERNO Y LA PARTICIPACION CIUDADANA

Arturo RODRIGUEZ HERNANDEZ
http://www.elsur.mx/opinion/articulo/2477/escarcega-como-ciudad

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada