sábado, 12 de marzo de 2016

CALAKMUL

Se encuentra ubicada al sureste del estado de Campeche, en una región de clima cálido y bosques tropicales, cuya densa vegetación cubre los numerosos edificios que la conforman.

El sitio arqueológico está rodeado por un arroyo en su parte norte y oeste, pasando como a tres km. del conjunto de las construcciones principales. 

 Se sabe que fue un asentamiento prácticamente lacustre y que se realizó un sistema hidráulico por medio de aguadas artificiales conectadas a canales que daban al arroyo.

 Calakmul fue una enorme ciudad en sus momentos de auge, pues de un recorrido de superficie y levantamiento topográfico del sitio se tienen hasta ahora 30 km2, de superficie, con construcciones y datos que permitirán el estudio del patrón de asentamiento. Por ahora se puede decir que la ciudad tenía un núcleo de edificios principales que cubren 1.75 km2 y que contiene unas 972 estructuras, de las cuales cerca de 300 tienen techo de bóveda.

vm calakmul27

El centro principal del conjunto arqueológico se compone básicamente de una plaza alargada, orientada de norte a sur, y conformada por una extensa plataforma, donde se concentran las estructuras de mayor tamaño y se levantan todos los edificios con techos abovedados.


En el perímetro adyacente a la plaza, el espacio se divide prácticamente en cuatro conjuntos (tal vez cuadrantes o barrios) en los que hay estructuras aisladas tipo "palacio". En el lado norte, se distingue claramente una muralla con su conjunto extramuros, y los conjuntos o Grupos Noroeste y Noreste, así como los Grupos Suroeste y Sureste.

En los conjuntos aledaños a la Plaza Central hay construcciones de menores dimensiones y alturas, y entre ellas destaca un Juego de Pelota. Este se compone de un corredor central o cancha, limitado por dos estructuras paralelas, compuestas de una banqueta inclinada y un muro vertical.

La Muralla tiene una longitud considerable, pero por ahora sólo se conocen 200 metros que tienen dos metros de ancho y hasta seis de altura.

Lo anterior prueba que Calakmul fue un centro urbano con complejos conjuntos de edificios planificados y orientados; una ciudad con funciones civiles, religiosas, políticas, administrativas y comerciales; un lugarde residencia permanente, en el que alrededor del núcleo principal descrito hay habitaciones de la élite y a continuación una zona periférica con plataformas de chozas rectangulares y absidales (a menudo conringleras de piedra que pudieron ser albarradas de huertas).

En Calakmul se han iniciado las exploraciones en algunas estructuras (I, II, III,VII) con su consiguiente consolidación y conservación: el estudio de una parte de la muralla; la exploración de canteras, chultunes, aguadas, canales y enterramientos.

La Tumba I, por ejemplo, encontrada en el Templo que corona la Estructura VII (cuyo basamento es cruciforme), está compuesta de una cámara funeraria de planta rectangular, construida sobre un piso que pudo haber sellado a una construcción anterior.

En base al análisis preliminar de los huesos ahí encontrados, los antropólogos físicos determinaron que correspondían a un adulto del sexo masculino, de mediana estatura y cuya edad fluctuaba entre los 25 y 40 años. A su vez, los huesos largos presentan una serie de líneas transversales, que son estrías y cortes hechos intencionalmente. De aquí la hipótesis de Coyoc, en el sentido de que los cortes fueron hechos exprofeso después de la muerte del individuo, quien fue desmembrado y posteriormente desollado.

La tumba contenía numerosos objetos y ofrendas mortuorios de alto valor artístico. Entre ellos, 2,147 elementos de jade, en forma de placas de tamaños distintos, entre las que sobresale una en forma de T con dieciséis perforaciones en los extremos (tal vez pendiente de cinturón o pectoral) que simboliza a ik, viento, vida, aliento.

Un dato quizá importante en relación con la tumba, es que sobre el piso de estuco de la crujía sur del templo, y adyacente al pasillo de entrada, estaba grabado un grafito cuadrado de 68 cms. por lado, que contiene un Juego de Patolli dividido en cuatro partes y con 57 casillas, similar a los encontrados en Teotihuacan. Como el Juego de Patolli era tanto un medio para apostar dinero o bienes materiales como para adivinar y echar suertes, por parte de los sacerdotes, es muy posible que haya tenido que ver con el destino del individuo enterrado bajo el pasillo.

Entre las varias hipótesis que pueden plantearse en relación con el entierro, podemos decir que se trató de un sacrificio humano en donde el señor gobernante y guerrero fue decapitado y desmembrado para ser sometido a algún canibalismo ritual de carácter religioso.

Se encontraron, también, semillas de chechem dispersas en la tumba. Se trata de una semilla altamente venenosa y que puede actuar mágicamente como elemento protector del entierro; en tanto que la resina del chakán (sacada del palo mulato y cuya resina cura las quemaduras del chechem), también hallada en la tumba, contrarrestaría la acción maléfica que éste produjera. Y el grafito del Patolli indicaría que el difunto fue sorteado para saber su destino; recordando los Cantares Mexicanos (137) un mexica que cae prisionero dice: "No, no queremos la tiza, pedimos el plumón y el papel del sacrificado, queremos ir a reunimos dignamente con el dios Huitzilopochtii. Sea encendido el fuego de la ofrenda, seamos conducidos al Tlach-tli, seamos sorteados en el Juego Patolli". Como se ve, los aspectos se refieren al sacrificio, y algo semejante pudo ocurrir al señor de la Estructura VII de Calakmul.

Todo lo expuesto anteriormente, y otros datos aportados, muestran la gran importancia arqueológica de Calakmul, que floreció principalmente de 500 a 900 d.C.; y por ello desde un principio no sólo se planteó la recuperación de lo más interesante de la ciudad y del estudio de la sociedad pasada, sino que se incluyó la protección del sitio como una reserva natural, preservando así 723,000 hectáreas de terreno al sur de Campeche, con su selva, fauna y sitios arqueológicos vecinos. Esta reserva ya ha sido declarada oficialmente.

Fragmento tomado del libro Arenas del Tiempo Recuperadas editado por el Gobierno del Estado de Campeche. Textos de Román Piña Chan, Chan Kin Nohol y Alberto Davidoff.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada